Reforma de baños y cocinas

15.03.2016 19:17

Quizá la obra de reforma parcial más habitual en vivienda sea la que afecta a sus cuartos húmedos, denominación arquitectónica para aquellas estancias que disponen de puntos de agua, como baños, aseos, cocinas y lavaderos. Debido a su peculiar uso respecto a las estancias “secas”, sufren un mayor desgaste en revestimientos e instalaciones, haciéndolas más propicias a una reforma parcial. Dada la popularidad de este tipo de obras, vamos a comentar en este artículo los aspectos más relevantes que deben atenderse a la hora de acometerlas.

 

¿Cuándo es necesaria la reforma de baños y cocina?

La necesidad de reforma viene básicamente del estado de las instalaciones existentes. Las viviendas de cierta antigüedad, anteriores a los años ochenta, suelen tener sus instalaciones de fontanería y saneamiento con canalizaciones de plomo, cuyo desgaste a lo largo del tiempo provoca continuas averías que producen humedades o incluso males mayores de inundación. Así mismo hay que tener en cuenta la instalación de electricidad. En viviendas con cierto tiempo, el cableado suele ser de reducida sección y tendido directamente bajo revestimiento, o bien en pequeños tubos corrugados que impiden la introducción de circuitos que alimenten las necesidades de nuevos electrodomésticos, como vitrocerámicas, hornos, lavavajillas, secadoras y congeladores.

Luego entrarían los motivos estéticos motivados por el deterioro del uso continuo de los cuartos húmedos, y por supuesto, por cambios de estilo en decoración interior. Un estado deteriorado de los revestimientos originales y daños en aparatos sanitarios, ofrecen una pobre impresión de los cuartos húmedos que se generaliza a toda la vivienda. No debe obviarse que en España somos especialmente sensibles al estado de conservación de baños y cocinas en un hogar.

 

Pasos previos.

Como en toda obra, por sencilla que sea, los primeros pasos resultan fundamentales para el buen devenir de los trabajos, por lo que se debe acudir a un técnico competente que asesore sobre las obras a realizar, en todas sus partidas. Para ello, se deberá proceder al levantamiento de la planimetría de las estancias con la localización de bajantes, acometidas y conductos de ventilación. El técnico ofrecerá las soluciones que mejor se adapten a las necesidades de la propiedad en función del estado previo, tanto en instalaciones como en acabados.

 

Una vez decididos los trabajos a acometer, se solicitarán presupuestos a profesionales del sector, preferentemente empresas que sean capaces de abordar la totalidad de la obra. Aunque se traten de reformas sencillas en su ejecución, requieren de la presencia de distintos oficios, cuya coordinación resulta fundamental para el buen ritmo y acabado de la obra. Estos presupuestos deben estar completamente desglosados en partidas y líneas de medición, que especifiquen detalladamente cada actuación en cuantías y calidades, en aras de quedar los trabajos perfectamente definidos y valorados, evitando malentendidos y suposiciones.

Será necesario pedir licencia de obra menor en el Ayuntamiento de la localidad, soliendo bastar una comunicación previa. El coste de tasas y licencias varía en cada municipio, oscilando entre el 3% y el 5% del coste de las obras. Así mismo se solicitará licencia de ocupación de vía pública para la colocación del contendor de escombros y residuos de la obra, cuando no se disponga de parcela propia. Para el caso de viviendas plurifamiliares, resulta conveniente avisar al presidente o administrador de la comunidad, pues lógicamente la obra producirá ruidos y molestias temporales a los demás vecinos, asegurando al mismo tiempo el posible uso del ascensor para la subida y bajada de material.

 

Instalaciones.

Como se ha indicado en la introducción, las distintas instalaciones se moldean como capítulos reseñables en la reforma de cuartos húmedos. Hagamos unas breves consideraciones.

- Fontanería y saneamiento.

No siempre es posible dilucidar su estado a simple vista, al estar las canalizaciones ocultas bajo los revestimientos existentes. Es conveniente prever su sustitución en el presupuesto de obra, y una vez que queden a la vista tras las labores de demolición, decidir su renovación en base a su estado. Sin embargo, si se ha dispuesto redistribución de aparatos sanitarios, la actuación en fontanería y saneamiento resultará inevitable.

 

Instalación de fontanería descubierta tras la demolición del revestimiento vertical en cocina.

- Ventilación.

Tanto baños como cocinas requieren de una instalación de ventilación para olores y humos. En ambos casos, las soluciones a tomar dependerán de los conductos existentes, así como de los huecos y cerramientos exteriores. Para el caso de las campanas de cocina, se deberá diseñar y ejecutar el conducto de evacuación forzada de humos más conveniente, de acuerdo con los estatutos de comunidad en el caso de viviendas plurifamiliares. En baños, en caso de ser interiores, deberán contar con un conducto vertical de ventilación hasta cubierta, considerando la conveniencia de forzar el caudal de aire.

- Electricidad.

Esta instalación toma especial relevancia en cocinas. Los nuevos electrodomésticos necesitarán unos circuitos eléctricos con secciones acordes a la potencia que requieran, siendo labor del técnico decidir sobre su renovación o refuerzo. Por otro lado, el replanteo de las nuevas tomas de corriente se realizará de acuerdo con el diseño del mobiliario de cocina que se haya adoptado, para que cada aparato cuente con la toma adecuada y en el lugar preciso.

 

Revestimientos y carpinterías.

En la actualidad existe en el mercado una enorme variedad de revestimientos de solerías y alicatados, en cuanto a materiales cerámicos, maderas, piedras artificiales y naturales, con toda la diversidad que conlleva de colores, tonalidades y texturas. Su elección dependerá de las preferencias y presupuesto de la propiedad, pero cabe incidir que sólo una correcta ejecución garantizará un buen acabado. Oficiales con experiencia y una dirección técnica realizarán la previa nivelación y aplomado de paramentos, tanto horizontales como verticales, el replanteo y corte de piezas, así como la elección de los adecuados materiales de agarre; labores decisivas para alcanzar las terminaciones que satisfagan las expectativas de la propiedad.

Además de suelos y paredes, puede ser conveniente la actuación en techos, con la ejecución de nuevos revestimientos practicables o fijos, no sólo por decoración y estilo, sino también para el mejor extendido y mantenimiento de las instalaciones de fontanería, electricidad y ventilación. En el caso de cocinas, la altura libre final será a tener en cuenta para las dimensiones del mobiliario.

Dado que estas reformas requieren de la demolición de revestimientos en paredes, debe considerarse la sustitución de ventanas y carpintería exterior de las estancias a reformar, aprovechando la oportunidad de la ejecución de obra. Para conocer mejor este tema de sustitución de carpinterías exteriores, puede consultarse el artículo de Arquitectura Técnica Granada en el enlace www.arquitectura-tecnica-granada.es/news/sustitucion-de-carpinterias-exteri ores-en-viviendas-/.

 

Plazos de ejecución.

La duración de las obras dependerá lógicamente de las dimensiones de los cuartos húmedos a reformar. Para el caso más habitual de cocina con superficie de 12,00 m2 y cuarto de baño de 4,00 m2, el plazo de ejecución de dos semanas resulta razonable. Pero ante todo, el plazo de ejecución depende de la adecuada coordinación de los distintos oficios y de la llegada al tajo de materiales en el momento apropiado. Como en toda obra, son las interrupciones en el ritmo de trabajo las principales responsables de las ampliaciones de plazos de ejecución, provocadas por una falta de planificación previa.

 

Si está planeando reformar su cocina o cuarto de baño, no dude en contactar con Arquitectura Técnica Granada.  Disponemos de técnicos competentes y profesionales con más de veinte años de experiencia en reformas de viviendas, tanto para realizar el mejor diseño que se adapte a sus necesidades, como para una ejecución de obra rápida y eficaz. Pídanos presupuesto sin compromiso Contacto. 

Volver

Contacto

Ricardo Molina Castellano
Calle Recogidas nº 57. 5º Izq.
Granada
18005

Tlf: 610 712510

Todos los derechos reservados.

Creado con Webnode