La iluminación indirecta

19.01.2016 16:47

La iluminación indirecta es el sistema de alumbrado que oculta las fuentes artificiales de luz, proporcionado la iluminación de una estancia a través de la reflexión de la luz generada en techos, paredes e incluso suelos. Aunque la iluminación indirecta ha estado tradicionalmente asociada a locales y edificios de uso terciario (comercial, oficinas…), se está divulgando también en viviendas, para aquellos propietarios que buscan una decoración original y atractiva en sus hogares. Sus resultados siempre resultan llamativos, creando ambientes relajantes y cautivadores; pero el proceso de construcción tiene su complejidad, por lo que en este artículo vamos a desgranar los pasos para conseguir los seductores efectos de la iluminación indirecta.

    Como toda obra de decoración, el punto de partida es el diseño. Para ello resulta básico el levantamiento de un plano exhaustivo de la vivienda realizado por técnico competente, o al menos de las estancias en las que se pretende realizar la actuación. Este plano será la base para definir el trazado y las características de la iluminación, planteando sus localizaciones y sus distintas formas en líneas rectas o curvas. Las posibilidades son ingentes, siendo labor del técnico el asesoramiento al propietario para encontrar el diseño que desea realizar y que sea acorde con las posibilidades de cada estancia, procurando además una correcto rendimiento de la instalación. No debe obviarse que estos sistemas no siempre garantizan la plena iluminación de un recinto, siendo necesario acudir a puntos directos de luz que armonicen con el trazado indirecto y aporten los lúmenes necesarios.

Plano de planta de estudio de iluminación indirecta en vivienda unifamiliar, en su planta baja. Se puede observar el trazado de los bordes que proyectan la iluminación, así como los puntos directos de luz, tanto halógenos como con luminaria a definir.

 

    También se elegirán los materiales de cosntrucción, entre los que consideraremos tanto los dedicados a soporte y ocultación de la luz, como los elementos propios de iluminación. Entre los primeros, el más habitual es la escayola, por su facilidad de tratamiento y colocación, así como las posibilidades de colores y tonalidades en el acabado de pintura. Pueden considerarse otros materiales, como la madera o el aluminio, aunque encarecerán considerablemente la actuación. En cuanto a los elementos de iluminación, se optará por tubos de led, fluorescentes y halógenos dependiendo del diseño elegido, pudiendo considerarse la inclusión de mecanismos con regulador de tensión para crear distintas escenas.

Una vez definida la obra a acometer, se procederá al replanteo de los trazados in situ. Para ello nuevamente resultará fundamental el plano realizado, que ofrecerá las localizaciones y medidas precisas para ejecutar el diseño final. Estas obras sin un riguroso replanteo previo, traen errores en trazados y sus encuentros, que la propia iluminación se encargará de resaltar, arruinando el efecto buscado. Realizado el replanteo, se procederá a los cortes y colocación de los materiales de sustentación y ocultación, que lógicamente deben realizarse por profesionales experimentados (escayolistas, carpinteros o metalisteros). La coordinación con el electricista facilitará la disposición de huecos y apoyos para la preinstalación eléctrica necesaria, en cuanto tubos en vacío, cajas de derivación, mecanismos y trasformadores si fueran necesarios.

  

Iluminación indirecta en obra, donde puede apreciarse el foseado de escayola para recoger un tubo de led, así como las canalizaciones en vacío para los puntos directos.

    La siguiente fase consistirá en el acabado de los elementos colocados, en cuanto a pintura y/o barnices de acuerdo con los colores y tonalidades elegidos. Nuevamente se abre un gran abanico de posibilidades, pero deben evitarse acabados con un brillo excesivo en las superficies reflectantes, que pueden ocasionar molestos reflejos. Finalmente se instalarán el cableado, mecanismos y los focos propios de luz en sus diferentes localizaciones, tanto ocultas como en los puntos directos de refuerzo, quedando la instalación lista para mostrar sus seductores efectos.

    Si desea realizar una iluminación indirecta en su vivienda o local, no dude en contactar con nosotros Contacto. Le ofreceremos un presupuesto y un diseño acordes con sus necesidades y preferencias, disponiendo de profesionales de amplia experiencia que garantizan una ejecución de obra rápida y eficiente.

 

 

 

 

Volver

Contacto

Ricardo Molina Castellano
Calle Recogidas nº 57. 5º Izq.
Granada
18005

Tlf: 610712510

Todos los derechos reservados.

Creado con Webnode